En Sevilla destacó la novillada de Guadaira, encaste Jandilla, por encima de los novilleros. El primero fue soberbio, pero se partió una mano y se evaporó su juego. Solís estuvo bien con el capote. Gallo no dijo gran cosa y Avila está muy verde.

Seis novillos de Guadaira, bien presentados, bravos y encastados con distinta clase para la muleta. Soberbio el primero que se partió una mano; más flojo, el segundo; encastado, el tercero; alegre y fijo el cuarto; bueno, el quinto y con raza y problemas el sexto. Una novillada con mucha movilidad.
Javier Solís: media estocada (saludos) y cuatro pinchazos y estocada corta (silencio tras aviso).
Eduardo Gallo: dos pinchazos y dos descabellos (silencio) y estocada trasera (saludos).
Juan Avila: estocada desprendida (palmas) y pinchazo y estocada atravesada (palmas).
Plaza de la Maestranza, 13 de junio, novillada con picadores. Más de media entrada.

Lea la cónica en la sección de Crónicas

A %d blogueros les gusta esto: