Fotos: Álvaro Pastor Torres

Álvaro Pastor Torres.– Buena entrada aunque con un público más frío de lo habitual en el festejo que abría la tradicional feria taurina de La Algaba. Manejable encierro con los dos hierros de la casa Aguadulce y unos debutantes siempre voluntariosos con las lógicas carencias de los inicios. Antes de la novillada maravillaron las maneras de algunos chavales de las más jóvenes promesas de la Escuela Taurina de la localidad ribereña.

Plaza de toros de La Algaba. Viernes 14 de septiembre de 2018. Becerrada. Primer festejo del XL ciclo de promoción de jóvenes valores de la tauromaquia. Más de dos tercios de plaza en tarde agradable que se fue entoldando. Como prólogo dos becerritos para los alumnos más jóvenes de la escuela taurina local. Destacó un jovencísimo llamado Tomás.

Dos añojos (1º y 3º) con el hierro de Hrdos. de José María Aristrain y otros dos (2º y 4º) con el de Aguadulce. Bien presentados y de buen juego en general.

Curro Ortiz (Escuela Taurina de Atarfe): ovación con saludos

Ruiz de la Hermosa (Escuela Taurina de Guadalajara, que sustituía al lesionado Miguel Muñoz): silencio tras aviso

Álvaro Vicario “El Candela” (Escuela Taurina de Camas): oreja

Agustín Sánchez (Escuela Taurina de El Puerto de Santa María): oreja