Decimotercera de abono. Seis toros de Torrestrella, desiguales de presencia, de escasa casta, bravos el 3º y 4º y alegre y noble, el 5º. Dávila Miura, saludos y silencio. Matías Tejela, silencio tras aviso y oreja. José María Manzanares, silencio y palmas. Casi lleno. Saludó en banderillas El Mangui.

El mejor librado fue Matías Tejela, que hizo una faena por naturales muy templada y exquisita al quinto, un toro que fue protestado por falta de trapío. Dávila tropezó con el viento y los inválidos. Manzanares esta en fase de rematarse como torero.

A %d blogueros les gusta esto: