Reapareció Morante de la Puebla en Olivenza con una buena actuación en su primer toro al cortó una oreja. Manzanares padre cuajó los mejores pases de la tarde en el primero, mientras que Manzanares hijo no se acopló al excelente tercero, un sobrero de Zalduendo.

Cinco de Juan Pedro Domecq y uno, cuarto, de Zalduendo, jugado como sobrero. Encastado el primero de Juan Pedro, el resto, flojos. Muy bravo el de Zalduendo, que mereció la vuelta al ruedo.

José María Manzanares padre: saludos en ambos.
Morante de la Puebla: una oreja y saludos.
José María Manzanares hijo: una oreja y palmas.

Plaza de Olivenza, 5 de marzo. Segunda de la Feria. Saludó en banderillas El Mangui. Lleno.

A %d blogueros les gusta esto: