El mano a mano entre Ponce y El Fandi se saldó con dos orejas para el primero y nada para el segundo. En realidad, ambos estuvieron dominados por un encierro pésimo y una tarde infernal con el diluvio presente.

Ganadería: Cinco de Partido de Resina y uno de Alcurrucén, lidiado en primer lugar como sobrero. Los del hierro titular, bien presentados, muy flojos y descastados. El de Alcurrucén, flojo y complicado.
Enrique Ponce: estocada caída y descabello (una oreja), dos pinchazos, estocada y descabello (palmas) y bajonazo (una oreja).
El Fandi: pinchazo y baja (palmas), tres pinchazos y baja (saludos) y media estocada y dos descabellos (ovación).
Plaza de Granada, 12 de junio. Lleno total. Lluvia a partir del tercero. Ponce no salió a hombros.

Lea la crónica en Crónicas

A %d blogueros les gusta esto: