Rafael Serna_Guadalajara1Rafael Serna cortó una oreja de peso en la plaza de toros de Guadalajara (México) en su periplo por tierras aztecas, que está siendo triunfal. Ya se anuncia su presencia de nuevo en Guadalajara y su repetición en la México.

Todo pintaba de maravilla. El clima en la tarde empezó caluroso y soleado… y terminó con lluvia. Los toros comenzaron por todo lo alto y se diluyeron a partir del tercero. El sevillano Rafael Serna, por fin pudo ver cumplido su anhelo de presentarse en la Nuevo Progreso. Ni duda cabe es un buen torero. Serna logró momentos del buen toreo que sabe y gusta ejecutar.

El segundo de la tarde poco a poco se fue pa’rriba, le exigió al torero y el sevillano respondió. En el momento en que desafinó una nada y adelantó el engaño, su enemigo le echó mano. Fuerte voltereta al español. Rafael Serna volvió al toro sin mirarse la ropa para pinchar en un par de ocasiones. El segundo de su lote, fue bastante menos propicio, pero el español no iba a quedarse así. Mejoró mucho en la comprensión del ritmo y, a pesar de que ‘Milagroso’ no facilitaba las cosas, se gustó en un quite combinado de chicuelinas con tafalleras. Con la muleta aguantó los intentos de pararse, sobretodo en una serie en muletazos de ida y vuelta metido en tablas, que el público apreció en toda su valía. Se fue por uvas con mucha decisión para sepultar el acero hasta las cintas que le significó llevarse un apéndice a la espuerta de mucho peso. Gran imagen del sevillano.

El público demostraba que habían ido a ver a Valadez. Faena de mérito y solvencia del novillero ante el primero de su lote que se dejó. Una entera que requirió el uso de la corta enfrió las cosas. Silencio. Del cierra plaza que le correspondió, pues mala suerte. Tela no había. Punteos, calamocheo, viaje corto y coladas indujeron la decisión de abreviar. Entera de acero y silencio.

‘Don Serafín’ de Pablo Moreno es, hasta el momento, el mejor novillo que ha sido lidiado en lo que va de la temporada. Bravo, fijo, noble, con son, muy largo recorrido y obediencia ciega a los engaños. Con este ejemplar, Nicolás Gutiérrez estuvo ahí. Siempre buscó estar a la altura del astado. Lo consiguió por momentos pero lo erró varias veces con los aceros. Desde el callejón escucho silencio para él y ovación para el toro. Al segundo de su lote se le olvidaron las opciones en el rancho. Claro que ninguna mala idea, pero tampoco alguna buena. Nicolás Gutiérrez puso toda su voluntad. Silencio.

Guadalajara, Jal.- Plaza ‘Nuevo Progreso’: Cuarta novillada de la temporada. Regular entrada, en tarde de clima cambiante que terminó con lluvia. 
Seis novillos de Pablo Moreno, muy bien presentados con matices,.
Nicolás Gutiérrez (azul purísima y oro): Silencio tras aviso en su lote.
Rafael Serna (azul marino y oro): Palmas tras aviso y oreja.
Leo Valadez (verde y oro): Silencio en su lote.
Incidencias: El piquero David Vázquez se llevó una sonora ovación en el tercero de la tarde. El subalterno Manolo Fuerte fue ovacionado en el primero y Diego Bricio fue aplaudido por la brega en éste mismo turno.

A %d blogueros les gusta esto: