El matador de toros Roca Rey ha quedado libre tras confirmarse la ruptura de su apoderamiento con Casa Toreros, representantes del espada en Hispanoamérica. Casa Toreros ha informado en nota de prensa que: “Tras cinco años y una gran amistad con los empresarios Pablo Moreno y Juan Pablo Corona, representantes de la empresa, el diestro peruano Andrés Roca Rey y Casa Toreros, que hasta ahora hacía la función de apoderamiento en México, deciden de mutuo acuerdo poner punto y final a su relación de apoderamiento. El diestro ha agradecido el trabajo realizado y su dedicación por el cariño mostrado”.

A partir de ahora, Andrés Roca Rey se encuentra sin apoderados tras finalizar recientemente su relación profesional con José Antonio Campuzano y Ramón Valencia.

A %d blogueros les gusta esto: