Carlos Crivell.- Ventura persigue más Puertas del Príncipe y no escatima ningún esfuerzo. En la única corrida de rejones de la Feria, el lusitano de La Puebla cortó una oreja al primero de su lote después de una faena que se cimentó sobre ese caballo eterno que es Nazarí, inmenso a dos pistas, templado y valiente, que encontró la réplica en un equino muy tierno, de nombre Fino, que está llamado a ser una estrella grande. Este tordo de cinco año cita en corto y de largo, quiebra en una loseta y realiza piruetas a la salida de los embroques. Oro proyecto de caballo completo, como ya lo fueron en su día Revuelo y Pegaso, desaparecidos precozmente. La oreja fue de justicia cuando acertó a la primera con el rejón de muerte.

El quinto se lo brindó a El Juli y fue manso. Lástima porque Diego Ventura apretó con Sueño, que es ta vez se quedó en una cabezadita, aunque un recorte por dentro tras una carrera a dos pistas levantó a la plaza. Chalana animó con el balancín en los cites y salió Dólar, al que le quitó el cabezal para citar a dos manos. No clavó a la primera y clavó perfecto en la segunda entrada. A pesar de todo, la poca colaboración del toro de Bohórquez le quitó fuerza a una actuación de alta nota. Para colmo se atascó con el rejón de muerte y se quedó sin premio. Pero, cuidado, la cuadra de Ventura es más completa que nunca y los triunfos se sucederán en el futuro.

Muy seria y torera la primera faena de Sergio Galán ante un buen toro. Desde el comienzo en el saludo con Amuleto hasta las cortas con Óleo. Toda su labor se quedó empañada al descordar al toro en el rejón de muerte. Mejoró en el cuarto, sobre todo con Bambino y Apolo, con el que colocó un buen par a dos manos. Galán ofreció una buena imagen de caballero asentado y con una cuadra bien domada. Paeó una oreja que premió toda su tarde.

Y no pudo triunfar Lea Vicens. Con el tercero se mostró nerviosa, como se comprobó al marrar el primer rejón de castigo. Sacó a su estrella, que lleva el glorioso nombre de Bético, y no pudo cuajar un par al violín por los adentros. Tampoco con Bazuka se arregló la faena. Se mostró desacertada con el rejón de muerte y todo quedó para el sexto.

Fue un buen toro el que cerró la desigual corrida de Bohórquez. Ahora Bético apareció sereno, aunque el momento de mayor compenetración llegó sobre Gacela. Lea se mostró  blanda de manos y poco concentrada. De nuevo falló a la hora de la verdad y la tarde sevillana se le fue de forma irremediable.

Plaza de toros de Sevilla, 30 de abril de 2017. 7ª de abono. Tres cuartos de plaza. Seis toros de Fermín Bohórquez, correctos de presencia y de juego variado. Destacaron 1º y 6º. El 5º, manso. 

Sergio Galán: saludos y una oreja.

Diego Ventura: una oreja y saludos.

Lea Vicens: silencio y saludos.

A %d blogueros les gusta esto: